Cooperación

La Dirección General de Cooperación distribuye los ingresos en dos áreas de trabajo: el Programa de Cooperación y el Programa de Sensibilización.

El Programa de Cooperación pretende priorizar y llevar a cabo las acciones en materia de cooperación para el desarrollo en países empobrecidos. En este Programa, se distinguen dos grandes bloques: la cooperación directa y la cooperación a través de ONGD.

La cooperación directa

Este tipo de cooperación se caracteriza por las actuaciones de desarrollo impulsadas por iniciativa propia de la Dirección General de Cooperación. La cooperación directa permite establecer una relación institucional directa con Administraciones del Sur y Organismos Multilaterales.

La modalidad de cooperación directa incluye la transferencia de recursos (económicos, de equipos, conocimientos, asesoramiento) y se enmarca preferentemente en el ámbito de las políticas públicas que desarrollan los gobiernos locales.

La cooperación a través de ONGD

Esta modalidad se refiere a la cooperación que se lleva a cabo a través de agentes de la cooperación para el desarrollo. Se incluyen las iniciativas de acción que provengan de las entidades de cooperación, y especialmente de las ONGD, financiadas por la Administración autonómica.

El III Plan Director reserva para esta modalidad es aproximadamente del 20% del presupuesto anual. Con eso, se pretende reconocer el papel clave que tienen las ONGD en el sistema de la cooperación balear y fortalecer el trabajo que realizan tanto en las Islas Baleares como en los países del Sur. El formato más utilizado para ejecutar este tipo de cooperación son las convocatorias públicas de subvención.